Centro de Doctrina del Ejército Nacional de Colombia

Nuestra Historia


Reseña histórica del Centro de Doctrina del Ejército


 


La historia del Centro de Doctrina del Ejército (CEDOE) tiene sus antecedentes a finales del siglo pasado. El 15 de septiembre de 1999, mediante la Disposición 0006 se reorganizó el Cuartel General del Ejército y se dio vida jurídica a la Jefatura de Educación y Doctrina (JEDOC), la cual quedó con cuatro unidades subordinadas: la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova, el Centro Nacional de Entrenamiento, la Escuela de Suboficiales Sargento Segundo Inocencio Chincá y el Centro de Educación Militar.


En aquel entonces, una de las funciones de la JEDOC era analizar los problemas relacionados con la instrucción y el entrenamiento; por ello elaboró en 2008 un diagnóstico sobre los hechos o fenómenos que tenían mayor incidencia en el área de instrucción y entrenamiento.  Como producto de este diagnóstico, en 2009 la JEDOC entró en un proceso de reorganización, y mediante la Disposición 0030 del 26 de agosto de ese mismo año, se activaron la Dirección de Educación (DIEDU), la Dirección de Ciencia y Tecnología (DITEC) y la Dirección de Doctrina (DIDOC). A partir de este acto administrativo comenzó el proceso de generación de doctrina, teniendo una preponderancia significativa en la agenda institucional.


En este sentido, en 2012 la Jefatura de Planeación del Ejército convocó un grupo de oficiales de las diferentes jefaturas para crear un Comité Estratégico de Transformación e Innovación (CETI), a fin de realizar un diagnóstico de los sistemas que para ese entonces integraban las jefaturas del Estado Mayor. En este espacio académico se estableció que todos los procesos relacionados con doctrina debían renovarse; es así como se generaron 12 proyectos encaminados a fortalecer el Sistema Educación y Doctrina del Ejército Nacional.


En 2015, se brindaron los apoyos requeridos a la JEDOC para que pusiera en marcha proyectos que venían del CETI. Estos fueron sometidos a un proceso de reingeniería, trasformación y evolución, lo cual derivó en el diseño del Plan Minerva, la hoja de ruta de la educación y la doctrina hasta el año 2030. Es así como cobró especial relevancia el Proyecto Damasco, el cual proponía una restructuración a la manera como se diseña la doctrina, formulando un salto estructural y conceptual en su desarrollo.


Damasco evidenció la necesidad de crear una organización fortalecida, que garantice un adecuado y competente desarrollo doctrinal, y de este modo propuso la evolución de la Dirección de Doctrina hacia el Centro de Doctrina del Ejército, consolidándose a la fecha como una de las unidades militares que más aportes realizan al proceso de transformación institucional. Sus pilares se han basado en modernizar y adaptar el Ejército de hoy a las nuevas exigencias del país y del mundo, sobre la base del conocimiento y la experiencia en ciencias militares, para responder a los retos nuevos que imponen los cambios, experimentados entre finales del siglo XX y principios del XXI.


Esta idea fundamental tomó forma en el Centro de Doctrina del Ejército (CEDOE), creado y activado mediante la Disposición 004 del 26 de febrero de 2016, orgánico del Comando de Educación y Doctrina (CEDOC), con la misión de liderar, reglamentar y coordinar la evaluación, el planeamiento, el desarrollo y la difusión de la doctrina y otras publicaciones militares del Ejército. La labor del CEDOE incluyó visitas a los centros de doctrina de los ejércitos de Chile y Argentina en ese mismo año. Además, se contó con el apoyo del Ejército Sur de los Estados Unidos desde 2015, el cual delegó a dos oficiales de la reserva activa expertos en doctrina.


A partir de este momento, se logró el enlace con la Dirección de Doctrina de los Estados Unidos, la cual ha analizado, en calidad de par internacional, los primeros manuales de doctrina, clasificados en principios fundamentales que guían las acciones del Ejército Nacional. Por otra parte, se establecieron los medios para estandarizar tácticas, técnicas, procedimientos, términos y símbolos. Cabe destacar la excelsa participación de validadores externos, como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Procuraduría General de la Nación y la comunidad académica representada por algunas universidades.


La misión del CEDOE permite el direccionamiento de los procesos de generación y actualización de la doctrina y otras publicaciones de la Fuerza, con participación de los departamentos, comandos funcionales, unidades operativas mayores, unidades operativas menores y unidades tácticas, optimizando la organización y equipamiento de las diferentes unidades del ejército de combate, la educación y entrenamiento de todos sus integrantes, potencializando de esta manera la conducción de operaciones más eficientes.


Gracias a este trabajo se generaron 17 Manuales Fundamentales del Ejército (MFE), de los cuales dos se constituyen en piedra angular de toda la doctrina de la Fuerza: el MFE 1.0 El Ejército y el MFE 3-0 Operaciones, que contienen los principios que guían la conducción de las operaciones. Estos 17 manuales fueron presentados al Ejército y a todo el país el 6 de agosto de 2016 en una ceremonia pública a cargo del General Alberto José Mejía Ferrero, en el auditorio Domingo Rico Díaz de la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova. Posteriormente, en septiembre de 2017, en este mismo auditorio, se realizó el lanzamiento de 17 Manuales Fundamentales de Referencia del Ejército (MFRE).


Orgánicamente, el CEDOE está compuesto por cinco direcciones: Dirección de Gestión, Estandarización y Difusión de Doctrina (DIGED), Dirección de Lecciones Aprendidas (DILEA), Dirección de Producción de Doctrina, Organización y Equipamiento (DIPOE), Dirección de Estándares de Preparación (DESTA) y Dirección de Términos, Símbolos, Distintivos y Heráldica (DISDI), desde donde se continúa trabajando para mantener la doctrina militar del Ejército colombiano a la altura de los nuevos desafíos que el mundo impone.


El CEDOE ha tenido dos directores, el coronel Pedro Javier Rojas Guevara (de febrero de 2016 a marzo de 2017 y de marzo de 2018 a la actualidad) y el coronel Jaime Alonso Galindo (de marzo de 2017 a marzo de 2018).


En la actualidad, el CEDOE desarrolla cuatro proyectos: Damasco, David, Daniel y Dalí. Damasco es la doctrina que amalgama los principios fundamentales del Ejército, el principio de la transformación y evolución de la institución; David es una iniciativa que permitirá fortalecer el proceso doctrinal, articulando diferentes tecnologías para crear un sistema de gestión para el desarrollo de doctrina; Daniel tiene como objeto estructurar e implementar el sistema de lecciones aprendidas de la institución, a fin de potenciar el aprovechamiento de las experiencias y las buenas prácticas generadas durante el desarrollo de las operaciones militares y el entrenamiento, y traducirlas en conocimiento útil para la mejora del desempeño de la Fuerza; Dalí busca fortalecer la capacidad de formación del Ejército mediante la estructuración e implementación de la cátedra de cultura militar en los programas de formación y capacitación en todos los niveles de la Fuerza.

[Recommend this section to a friend]

Compartir